Descubre la regeneración articular con UFG con ozono

Descubre la regeneración articular con UFG con ozono

La medicina regenerativa permite la recuperación de una articulación como, por ejemplo, un tobillo o una rodilla, y de esa forma, los pacientes se olvidan de los dolores y molestias cuando ses aplica el tratamiento apropiado. Muchos de los pacientes aquejados de problemas de cartílago son personas de mediana edad que practican deportes de impacto. Gracias a un tratamiento de regeneración pueden volver a disfrutar de su deporte favorito.

Para la regeneración articular se puede tratar con un ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) y ozono. En los párrafos sucesivos explicamos de forma detallada cómo se aplica dicho tratamiento y cuántas sesiones son necesarias para una regeneración completa.

¿En qué consiste exactamente la regeneración articular con UFG con ozono?

Este tratamiento de regeneración articular a través de un Ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) y ozono se fundamenta en una primera infiltración de dicha solución UFG en la articulación dañada, seguida a continuación de una segunda infiltración de ozono con el objetivo de conseguir la bioestimulación del cartílago de dicha articulación.

La solución ultraconcentrada de factores de crecimiento o UFG es autóloga, porque procede de la propia sangre del paciente que, una vez tratada en el laboratorio, se vuelve a infiltrar en la articulación afectada. En concreto, es un preparado de plaquetas que ha experimentado un largo proceso de concentración de sus factores de crecimiento y contiene proteínas bioactivas.

Por otro lado, el ozono es un gas con reconocidas propiedades terapéuticas probadas en estudios clínicos que debe inyectarse en dosis muy controladas. El ozono es el complemento terapéutico perfecto cuando el paciente padece de artrosis, sobre todo si se trata de artrosis de cadera o de rodilla.

Ambos preparados consiguen la regeneración del cartílago e incluso la regeneración de otras estructuras del sistema musculo – esquelético, estimulando, por poner un ejemplo gráfico, la acción curativa natural de las células madre.

¿Qué número de sesiones incluye el tratamiento de UFG + ozono?

El tratamiento estándar se basa en 4 sesiones, dos de ellas con UFG y ozono con un lapso intermedio de dos meses, y dos sesiones posteriores de PRP (Plasma rico en plaquetas) y ozono, que en ese caso solo se separan 3 semanas. Aun así, depende de cada paciente y la dolencia concreta porque cada tratamiento se desarrolla a medida: en función de la edad, el estilo de vida del paciente o el deterioro de la articulación se establece un procedimiento u otro.

Después de las sesiones iniciales, nuestro personal sanitario recomienda hacer una sesión de mantenimiento cada medio año en las instalaciones de BioSalud Day Hospital. Además, se prescribe un tratamiento en casa que se realiza en casa todo el año para incrementar las posibilidades de éxito y mejorar la regeneración de la articulación dañada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.