Descubre la regeneración articular con UFG con ozono

La medicina regenerativa permite la recuperación de una articulación como, por ejemplo, un tobillo o una rodilla, y de esa forma, los pacientes se olvidan de los dolores y molestias cuando ses aplica el tratamiento apropiado. Muchos de los pacientes aquejados de problemas de cartílago son personas de mediana edad que practican deportes de impacto. Gracias a un tratamiento de regeneración pueden volver a disfrutar de su deporte favorito.

Para la regeneración articular se puede tratar con un ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) y ozono. En los párrafos sucesivos explicamos de forma detallada cómo se aplica dicho tratamiento y cuántas sesiones son necesarias para una regeneración completa.

¿En qué consiste exactamente la regeneración articular con UFG con ozono?

Este tratamiento de regeneración articular a través de un Ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) y ozono se fundamenta en una primera infiltración de dicha solución UFG en la articulación dañada, seguida a continuación de una segunda infiltración de ozono con el objetivo de conseguir la bioestimulación del cartílago de dicha articulación.

La solución ultraconcentrada de factores de crecimiento o UFG es autóloga, porque procede de la propia sangre del paciente que, una vez tratada en el laboratorio, se vuelve a infiltrar en la articulación afectada. En concreto, es un preparado de plaquetas que ha experimentado un largo proceso de concentración de sus factores de crecimiento y contiene proteínas bioactivas.

Por otro lado, el ozono es un gas con reconocidas propiedades terapéuticas probadas en estudios clínicos que debe inyectarse en dosis muy controladas. El ozono es el complemento terapéutico perfecto cuando el paciente padece de artrosis, sobre todo si se trata de artrosis de cadera o de rodilla.

Ambos preparados consiguen la regeneración del cartílago e incluso la regeneración de otras estructuras del sistema musculo – esquelético, estimulando, por poner un ejemplo gráfico, la acción curativa natural de las células madre.

¿Qué número de sesiones incluye el tratamiento de UFG + ozono?

El tratamiento estándar se basa en 4 sesiones, dos de ellas con UFG y ozono con un lapso intermedio de dos meses, y dos sesiones posteriores de PRP (Plasma rico en plaquetas) y ozono, que en ese caso solo se separan 3 semanas. Aun así, depende de cada paciente y la dolencia concreta porque cada tratamiento se desarrolla a medida: en función de la edad, el estilo de vida del paciente o el deterioro de la articulación se establece un procedimiento u otro.

Después de las sesiones iniciales, nuestro personal sanitario recomienda hacer una sesión de mantenimiento cada medio año en las instalaciones de BioSalud Day Hospital. Además, se prescribe un tratamiento en casa que se realiza en casa todo el año para incrementar las posibilidades de éxito y mejorar la regeneración de la articulación dañada.

¿Qué tipos de tratamientos de regeneración articular existen?

La medicina regenerativa en la rama de la regeneración articular tiene por objetivo devolver la movilidad a las articulaciones y eliminar los dolores que sufren muchos de los pacientes.

Diferentes tipos de tratamientos de regeneración articular

En BioSalud Day Hospital aplicamos hasta tres tratamientos diferentes para la regeneración articular y seleccionamos el más apropiado según el paciente, la dolencia específica, la región del cuerpo afectada, ya sea tren superior o inferior, y el estado de la propia articulación.

  • Tratamiento de regeneración articular a través de PRP (Plasma Rico en Plaquetas). Se realiza mediante una infiltración de dicho plasma para estimular del cartílago articular y de la estructura osteomuscular dañada. Es un tratamiento de los catalogados como autólogos porque el plasma tiene su origen en el propio paciente. Previamente se ha extraído y tratado en el laboratorio para su posterior infiltración en la zona afectada. El tratamiento son cuatro sesiones separadas en un lapso de 1 mes o incluso 2 o 3 semanas, y todo ello va acompañado de un tratamiento a medida. Posteriormente se requerirá una sesión de mantenimiento cada medio año y un tratamiento en el hogar de forma permanente. Lo importante es que, gracias a ello, el paciente recupera su hombro, rodilla o cadera, y puede volver a disfrutar de una vida normal y con muy pocas limitaciones a la hora de hacer ejercicio físico.
  • Tratamiento de regeneración articular con Ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) y ozono: es un tratamiento en dos partes que consiste en una primera infiltración en la articulación afectada de un ultraconcentrado en factores de crecimiento y, a continuación, se complementa con otra infiltración con ozono. Con ello se consigue una bioestimulación del cartílago de la región articular. El ultraconcentrado se obtiene de la sangre del paciente y se trata en un laboratorio, obteniendo así una solución final de plaquetas, proteínas bioactivas y factores de crecimiento. Por otro lado, el ozono tiene infinidad de propiedades terapéuticas y se recomienda especialmente contra la artrosis de rodilla o de cadera. El tratamiento consta de 4 sesiones, pero el protocolo básico del mismo puede verse alterado por la edad del paciente, su estilo de vida y el nivel de afectación que el paciente sufra en la articulación a tratar.
  • Tratamiento de regeneración articular con Ultraconcentrado de factores de crecimiento (UFG) + ozono + Citoquinas autólogas. Al tratamiento explicado en el punto anterior se le añade la infiltración de un suero rico en citoquinas autólogas antiinflamatorias (también referencias en muchas ocasiones con las siglas SARC). Las citoquinas son proteínas que han sido liberadas por las plaquetas y las células sanguíneas que se encargan de la inmunidad del cuerpo humano y regulan la curación de las heridas y cicatrices. Hay un tipo de citoquinas que fomentan la inflamación de los tejidos, otras son antiinflamatorias y todas ellas consiguen una movilización de las células madre regeneradoras y articulan un plan para conseguir una reacción biológica en cadena que regenerará los tejidos dañados. El número de sesiones de este tratamiento va desde 1 a 4, dos de ellas con tratamiento con citoquinas.

En BioSalud Day Hospital somos especialistas tanto en medicina regenerativa en general como en la regeneración de articulaciones. Si estás aquejado de dolores de rodilla, sufres dolor cuando realizas movimientos con el hombro o te molesta la cadera al caminar, quizás necesitas un tratamiento para regenerar dichas articulaciones y así recuperar la movilidad y la sonrisa.

Problemas de regeneración del cartílago

Las rodillas son una de las articulaciones a las que se dedica más investigación desde médicos y sanitarios del ámbito musculo – esquelético. La condromalacia es una enfermedad que puede afectar tanto a personas mayores como a jóvenes y depende en muchas ocasiones de factores genéticos o adquiridos.

Soluciones a la degeneración del cartílago

Tanto el origen de la degeneración del cartílago como la diagnosis del problema son las piedras angulares sobre las que se desarrollará el tratamiento posterior de medicina regenerativa. La medicina regenerativa tiene por objeto la recuperación del tejido dañado, en este caso el cartílago.

Para los problemas del cartílago de la rodilla, el tratamiento con mayor porcentaje de éxito es el plasma rico en plaquetas (PRP), que ayuda al cartílago a recuperar su tamaño previo y disminuye el dolor de forma considerable. Este tratamiento autólogo es perfecto para tratar enfermedades articulares y lesiones de músculos y tendones.

Sin embargo, el diagnóstico inicial puede variar el sistema y optar por otras terapias diferentes. De cualquier modo, los tratamientos autólogos funcionan casi siempre bien porque el plasma que se inyecta en la zona dañada proviene del propio paciente. Ese plasma rico en plaquetas es el20 plasma del paciente, con la diferencia de que ha sido tratado en el laboratorio antes de inyectarlo de nuevo en la extremidad afectada.

Biosalud: especialistas en regeneración de cartílago y en recuperación de articulaciones

En Biosalud Day Hospital disponemos de médicos especialistas en regeneración de cartílago y regeneración de la articulación de la rodilla, y que se enfrentan a diario a todo tipo de problemas articulares con excelentes resultados.

Muchos pacientes visitan Biosalud Day Hospital tras meses o años de dolores al subir escaleras y sin ser capaces de imaginar una eventual recuperación. Nuestros sanitarios, al explicarles las terapias y tratamientos, y mostrarles la tecnología avanzada de medicina regenerativa de la que hacemos uso en nuestras instalaciones, les hacen recuperar la esperanza ya en la primera visita al centro.

¿En qué consiste la regeneración articular con PRP?

En Biosalud Day Hospital, el tratamiento con plasma rico en plaquetas está destinado a lograr una regeneración de las articulaciones para casos de desgaste y otras enfermedades de degeneración de tejidos articulares.

Cuando un paciente sufre un desgaste excesivo en articulaciones como las de la rodilla, se recomienda regeneración articular con Plasma Rico en Plaquetas -también conocido por las siglas PRP- que se basa en la infiltración mediante aguja epidérmica en la articulación que sufre la afección. El objetivo es estimular el cartílago o alguna estructura del sistema musculo esquelético, si así es preceptivo. La principal característica del tratamiento es que pertenece a la categoría de los tratamientos autólogos. En estos tratamientos, es el propio paciente el que genera la sustancia, y en el caso del PRP, el plasma se obtiene de la sangre del paciente. A continuación, se trata el plasma en laboratorio y se deja listo para la reinyección.

El tratamiento varía debido a algunos aspectos como la edad y el estilo de vida del tratado, el nivel de afección que sufre la articulación cuando realiza el primer reconocimiento en la consulta o la propia articulación deteriorada: si es la cadera, la rodilla, el hombro, o el codo, variará el tratamiento a seguir. El tratamiento de mantenimiento consiste en una sesión cada medio año y un tratamiento en casa durante los 12 meses.

Protocolo de PRP en Biosalud Day Hospital

El tratamiento en sí se conforma de cuatro sesiones distanciadas en un plazo de un mes o incluso 2 o 3 semanas. Además, hay un tratamiento que se realiza en el hogar de forma complementaria para lograr el objetivo: este tratamiento es personalizado y ayuda a conseguir el éxito en la regeneración. Antes de comenzar, se realiza una analítica que tiene por objeto descartar algún proceso infeccioso activo. Se trata de un paso previo que, en la actualidad, viene exigido por ley.

En Biosalud Day Hospital consideramos prioritario que el paciente conozca todo el procedimiento antes de comenzar con el tratamiento. Para recibir un tratamiento de medicina regenerativa con Plasma Rico en Plaquetas para revitalizar esa articulación que te provoca dolores desde hace meses o años, te instamos a visitar nuestra clínica y allí serás asesorado por el personal sanitario, que te dará las pautas sobre el protocolo a seguir y solventarán cualquier duda que pueda surgir acerca de la terapia.

Tratamientos personalizados de medicina regenerativa

Uno de los aspectos clave de la medicina regenerativa es la individualización de los tratamientos. Una vez detectados los problemas articulares concretos que el paciente padece, es preciso elaborar un método a medida en la unidad especializada en medicina regenerativa para tratar su dolencia. Cada paciente es diferente y, partiendo de esa premisa, en este artículo analizamos y explicamos qué técnicas y métodos se pueden aplicar en cada caso.

Aplicaciones de la medicina regenerativa

Un tratamiento regenerativo puede tener como objetivo la regeneración articular completa o únicamente una regeneración del cartílago. Dependerá por completo de cuál sea la enfermedad que padezca el paciente y, por este motivo, es de capital importancia realizar un diagnóstico adecuado desde el primer momento. La diagnosis es la clave de bóveda de todos los tratamientos.

Por ejemplo, para el tratamiento de regeneración articular se puede utilizar un tratamiento con ozono o un tratamiento con plasma rico en plaquetas (referido en multitud de ocasiones con las siglas PRP). También hay que mencionar que es posible utilizar la terapia de citoquinas autólogas, que se aplican a través de un suero obtenido a partir de la sangre del propio paciente. En otras palabras, la última tecnología aplicada a la medicina y con el objetivo de lograr la curación y de mejorar la calidad de vida de las personas que padecen dolor articular.

Profesionales médicos especializados en medicina regenerativa

En Biosalud Day Hospital ponemos a disposición del paciente a un equipo médico especialista en regeneración del cartílago. Gracias a sus conocimientos y experiencia es posible conseguir una regeneración de la rodilla y la mayoría de los pacientes se olvidan para siempre de los problemas articulares que llevaban años padeciendo.

Además de este personal competente y de los tratamientos individualizados de medicina regenerativa que hemos expuesto al comienzo del artículo, en nuestra clínica disponemos de la infraestructura óptima para realizar los tratamientos. Tanto las instalaciones, con amplitud, privacidad y comodidad; como los dispositivos y máquinas, de última generación, destacan por la alta tecnología y el diseño ergonómico enfocado hacia la curación y el sosiego del paciente.

Para obtener más información sobre los tratamientos personalizados y sobre medicina regenerativa lo mejor es visitar la clínica, con centros en Madrid y Zaragoza, en donde se analiza el caso en particular y se reciben consejos del personal sanitario.

La medicina regenerativa ha devuelto la esperanza a muchas personas y la forma de aplicación de las terapias a medida de Biosalud Day Hospital ha logrado la curación de muchos pacientes.

Biosalud Day Hospital, equipo médico especializado

Biosalud Day Hospital es un espacio para el cuidado de la salud que dispone de unas instalaciones de última generación con máquinas para realizar tratamientos de medicina regenerativa.

Tanto en Madrid como en Zaragoza, el bienestar de los pacientes es la prioridad y por ello se apuesta por una medicina personalizada. Los profesionales del centro atesoran una larga experiencia y buscan la excelencia en el desempeño de su labor, día tras día, con pasión y dedicación. Esa es la filosofía de la clínica Biosalud Day Hospital.

Las instalaciones se han concebido para llevar a cabo tanto los diagnósticos como las terapias en unas condiciones de privacidad y comodidad elevadas al máximo exponente. De esa manera, el paciente está tranquilo y el diagnóstico será más certero.

La medicina regenerativa: la especialidad del equipo Biosalud

La medicina regenerativa son un conjunto de técnicas que comprenden desde la regeneración articular hasta la regeneración del cartílago y que se traducen en una mejora en la calidad de vida del paciente. Disponemos de médicos especialistas en regeneración de cartílago que logran una regeneración de la rodilla y una disminución de los problemas articulares.

Hay muchos tratamientos entre los que destacamos el tratamiento con PRP (plasma rico en plaquetas), el tratamiento con ozono o el de citoquinas autólogas, que se obtiene a partir de la sangre del paciente. Todas estas terapias se llevan a cabo en nuestra unidad especializada en medicina regenerativa.

Ahora en Biosalud Day Hospital las articulaciones pueden volver a funcionar como antaño y las lesiones pueden desaparecer gracias a la investigación y a la ciencia. El equipo médico ha devuelto la ilusión a muchas personas que quieren seguir practicando su deporte favorito tras un tratamiento regenerativo.

Si quieres recibir un tratamiento de medicina regenerativa para recuperar la funcionalidad de una rodilla o de cualquier otra articulación del cuerpo, te recomendamos que te acerques por nuestra clínica y allí los profesionales sanitarios te asesorarán sobre el tratamiento recomendado, las terapias encaminadas a la curación y te explicarán todos los sistemas utilizados durante el proceso de regeneración. Para Biosalud Day Hospital es fundamental que el paciente disponga de toda la información posible antes de empezar el tratamiento.

Ingeniería de tejidos para el cartílago

Terapias celulares para estimular la regeneración

Durante mucho tiempo, el cartílago ha sido un foco importante en el campo de la ingeniería de tejidos, tanto debido a la necesidad creciente de opciones más eficaces para la reparación de las articulaciones como a la expectativa de que este tejido aparentemente simple será fácil de diseñar.

Después de varias décadas, la regeneración del cartílago debe mezclar la terapia celular, los biomateriales, y la ingeniería de tejidos, para la reparación del cartílago articular sin fisuras.

Las células son la fuerza motriz de la formación de cartílago y del mantenimiento continuo de tejido. Las terapias con células utilizan la implantación de células cultivadas externamente para replicar y estimular la regeneración nativa. Los condrocitos maduros fueron las primeras células que encontraron aplicación clínica para la regeneración del cartílago. Similar a los autoinjertos y aloinjertos, el uso de condrocitos maduros se basa en la premisa de que las células nativas, maduras, son las más adecuadas para guiar la regeneración.

Implantación de condrocitos autólogos

Los condrocitos maduros en aplicaciones de terapia celular se han utilizado principalmente en una técnica denominada implantación de condrocitos autólogos (ACI). La ACI se inicia cultivando y aislando enzimáticamente condrocitos de un área de soporte de carga menor del cartílago dañado del paciente. Como el cartílago tiene baja densidad celular, los condrocitos aislados tienen que ser expandidos in vitro para obtener suficientes células para un tratamiento eficaz. En la terapia de ACI, una membrana se coloca sobre el área de defecto que se llena con una suspensión de condrocitos y se sutura en el cartílago circundante para asegurar la localización de condrocitos dentro del defecto. Inicialmente, un trozo de periostio cortado del hueso del paciente era usado como membrana, probablemente contribuyendo aún más a la regeneración del cartílago como una fuente adicional de células. Más tarde, también se utilizaron membranas sintéticas hechas de una mezcla de colágeno I / III.

Si bien los ensayos clínicos reportaron resultados de buenos a excelentes para la casi totalidad de los pacientes a los 66 meses, más ensayos clínicos aleatorizados demostraron que la ACI no realizó ninguna mejor con respecto a las cirugías de microfractura. También se observaron algunas limitaciones. Cuando se expanden sobre plástico in vitro, los condrocitos articulares cultivados tienden a desdiferenciarse y empezar a producir cantidades sustanciales de colágeno de tipo I. Tal expansión y desdiferenciación puede dificultar la formación de cartílago hialino y dar lugar a una diferenciación de condrocitos hipertrófica cuando se implantan de nuevo en el defecto. En consecuencia, se ha observado que el cartílago formado siguiendo un procedimiento tradicional ACI tiende a parecerse histológicamente a fibrocartílago en lugar de a  cartílago articular. El fibrocartílago es una versión densa, fibrosa de cartílago, que carece  de la resistencia a la compresión y las propiedades de fricción del cartílago hialino. La presencia de fibrocartílago causa problemas similares a los del trasplante de autoinjertos de cartílago articular, en los que la falta de integración y falta de coincidencia en las propiedades funcionales limitan la regeneración completa del defecto. Con los años, la ACI ha sido objeto de numerosas mejoras, que han cambiado el procedimiento ACI de ser calificado como una terapia celular a ser una terapia de ingeniería de tejidos.

Células madre mesenquimales

El uso de células madre mesenquimales (MSC) puede aliviar dos limitaciones fundamentales de los condrocitos autólogos: la morbilidad del sitio donante y la producción limitada de matriz después de la expansión celular. Las MSCs se pueden cultivar a partir de un número de fuentes que no afectan a la actividad del cartílago manteniendo multipotencia después de numerosas expansiones, y pueden diferenciarse en condrocitos que producen matriz. Además, las células madre mesenquimales tienen propiedades inmunomoduladoras y se ha demostrado que suprimen citoquinas proinflamatorias. Sin embargo, actualmente se está debatiendo si las MSC condrogénicamente diferenciadas están programadas para progresar hacia la diferenciación terminal y la formación de hueso. Principalmente debido a sus propiedades favorables, y a pesar del debate actual, las células madre mesenquimales se estudian y se utilizan cada vez más para el tratamiento de defectos de cartílago y la artrosis.

Para los defectos del cartílago, la aplicación de MSCs es similar al método de ACI, y ha producido resultados similares. En una comparación de los procedimientos basados ​​en ACI y MSCs, no hubo diferencias significativas en el resultado clínico. Si bien los resultados de la terapia de tipo ACI usando MSCs son prometedores, todavía persisten problemas similares a los observados en el tratamiento tradicional ACI. Es importante destacar que las células madre mesenquimales son una población heterogénea de células que pueden generar fibrocartílago y condrocitos hipertróficos junto con los condrocitos articulares productores de cartílago deseados. Los estudios han mostrado cartílago no articular que se forma dentro del defecto después de la implantación, y esta situación se asocia con pobres resultados clínicos.

Células madre pluripotentes inducidas

En los intentos para derivar de forma más consistente condrocitos articulares que producen matriz y regeneran el cartílago, los investigadores han recurrido a fuentes de células madre pluripotentes: células madre embrionarias (CME) y células madre pluripotentes inducidas (iPSCs). Mientras que el uso de las células madre embrionarias está muy debatido debido a la ética de su derivación, las iPSCs proporcionan pluripotencia similar sin el dilema ético. Además, las iPSCs pueden ser autólogas, ya que se pueden derivar de pequeñas muestras de diversos tejidos, incluyendo la piel y la sangre. La derivación de los condrocitos de las CME o iPSCs se puede lograr por MSCs derivadas o mediante la diferenciación de las células directamente en condrocitos. En general, el uso de células madre pluripotentes para la regeneración del cartílago es muy prometedor. En comparación con los condrocitos derivados de MSC, los condrocitos diferenciados a partir de células madre pluripotentes tuvieron mayor expresión génica de los condrocitos y los genes productoras de cartílago (COL2A1, AGC, SOX9), y redujeron la expresión de los genes hipertróficos y productores de hueso (COL10A1, COL1A1, RUNX2) [22]. Numerosos estudios han demostrado la capacidad de estas células para producir cartílago como el articular integrado con el cartílago nativo y el hueso subcondral cuando se implantan en un defecto de un animal.

La capacidad de las células madre pluripotentes para diferenciarse en las tres capas germinales y recapitular el fenotipo de células productoras de cartílago nativo es muy atractiva para la regeneración del cartílago, pero existen desafíos clave en la producción de manera eficiente y segura  y el control de estas células. A pesar de que los recientes avances han mejorado la eficiencia de la generación de IPSC, los rendimientos siguen siendo bajos para la producción masiva. Además, la implantación de células madre pluripotentes ha dado lugar de vez en cuando en la formación de teratoma (tumor encapsulado con componentes de tejidos u órganos que recuerdan los derivados normales de las tres capas germinales)

Actualmente se está investigando la manera de superar las limitaciones actuales y producir cartílago viable, funcional, duradero y capaz de integrarse con los tejidos circundantes.

Hoy en día por tanto, la mejor manera de regenerar y reparar el cartílago articular es mediante el uso de células madre mesenquimales del propio paciente, obtenidas mediante una miniliposucción abdominal con anesteria local o bien por punción de médula ósea, siempre y cuando sean cultivadas en laboratorio para llegar al nivel de concentración celular apropiado, que varía entren 50 y 70 millones de células por mm3.

Es importante diferenciar esta forma de aplicación de algunos profesionales que se limitan a extraer la grasa y mediante sistemas de separación “cerrados”, en el mismo acto implantan las células madre. Este sistema nada tiene que ver con el anterior y sus resultados tampoco, a pesar de que los precios sean similares.

¿Qué es el cartílago articular?

Cómo regenerar rápidamente el cartílago articular

El cartílago articular es un tejido altamente especializado formado a partir de células llamadas condrocitos, protege los huesos de las articulaciones de las fuerzas asociadas con la carga y el impacto y permite el movimiento casi sin fricción entre las superficies articulares – las áreas donde el hueso se conecta con otros huesos en una articulación.

La lesión del cartílago y la falta de regeneración del cartílago a menudo conducen a la osteoartritis, que implica la degradación de las articulaciones, incluyendo el cartílago y el hueso.

Dado que el cartílago articular posee sólo una débil capacidad para la reparación, su potencial de regeneración es considerado uno de los retos más importantes para los cirujanos ortopédicos. Las opciones de tratamiento, tales como técnicas de estimulación ósea, no logran inducir un tejido de reparación con las mismas propiedades funcionales y mecánicas del cartílago hialino nativo. El transplante osteocondral se considera una opción de tratamiento eficaz, pero está asociado con algunas desventajas, incluyendo la morbilidad del sitio donante, la limitación del suministro de tejido, propiedades mecánicas inadecuadas y el grosor del tejido obtenido. En la búsqueda de células alternativas, los científicos han encontrado que las células madre mesenquimales  son un material celular adecuado para la reparación del cartílago articular.


 

En Biosalud, despúes de realizar un estudio de las causas que han producido el desgaste del cartílago, protocolizamos un tratamiento específico, que complementamos con unas pautas de alimentación y nutrición.

Existen dos grandes grupos de tratamientos regenerativos:

Nivel 1: Tratamiento con PRP: plasma rico en plaquetas, que desarrollamos en Biosalud.

Nivel 2: Tratamiento con células madre mesenquimales para casos más complejos, donde ya casi no hay cartílago.

Estas células madre mesenquimales se aislaron originalmente de muestras de médula ósea y otras investigaciones han revelado la presencia de las células en muchos otros tejidos. Además, la diferenciación condrogénica es una propiedad inherente de las células madre mensenquimales notado en el momento del descubrimiento de la célula. Son conocidas por presentar un potencial regenerador del sitio dañado en el que se diferencian en las células del tejido o secretan un amplio espectro de factores bioactivos con propiedades regenerativas. Por otra parte, estas células poseen un considerable potencial inmunomodulador que las convierte en  donante general para aplicaciones terapéuticas

El cartílago articular cubre los extremos de los huesos en las articulaciones diartrodiales. Este tejido altamente especializado reduce fricción de la junta y protege los extremos óseos de las fuerzas de corte asociados con una alta carga mecánica. Además, funciona como un lubricante y un amortiguador. Histológicamente, el cartílago articular es el tejido cartilaginoso hialino sin sangre, linfático o inervación.

Durante mucho tiempo se ha sabido que el cartílago articular sólo tiene una débil capacidad de auto-reparación. En general, aunque no se produce en el proceso de reparación de los defectos condrales, en los defectos osteocondrales, un proceso de reparación se inicia por células indiferenciadas mesenquimales madre del tejido de la médula ósea del hueso subcondral

Durante un largo periodo de tiempo, la opción de tratamiento regenerativo actual de defectos del cartílago articular se identificó como técnicas de estimulación ósea, La principal desventaja de tales técnicas es la formación de un tejido de reparación que es similar al fibrocartílago en lugar de al cartílago hialino. El fibrocartílago es un tejido mal organizado que contiene cantidades significativas de colágeno de tipo I. y exhibe características mecánicas y bioquímicas inferiores en comparación a la normalidad cartílago articular hialino.

Hay dos tipos de tratamientos basados en células para los defectos del cartílago, la implantación de condrocitos autólogos (ACI) y la terapia celular basada en células madre.

La implantación de condrocitos autólogos implica un procedimiento quirúrgico en dos etapas: ( la recogida y el  trasplante de tejido y de acuerdo a la literatura científica, la eficacia de esta técnica es controvertida. En este contexto, las células madre embrionarias , las células madre pluripotentes inducibles y las células madre mesenquimales han ganado considerable atención.

Las células madre embrionarias son células pluripotentes derivadas de una masa celular interna del bastocisto. Estas células tienen las características de autorenovación. Por lo tanto, pueden ser una fuente potencias de células madre para la fabricación de construcciones de tejido de cartílago en el campo de la ingeniería de tejidos. Sin embargo, la incompatiblidad inmunológica, la posibilidad de la formación de teratomas en los transplantes así como ciertas preocupaciones éticas hacen que los científicos duden en ustilizarlas como materiales celulares para la regeneración de tejidos.

Las células madre mesenquimales, como células no hematopoyéticas, son originalmente derivadas de la médula ósea. Poseen dos propiedades importantes, la capacidad de auto-renovación a largo plazo y la capacidad de diferenciarse a lo largo de múltiples linajes celulares, tales como células de hueso, cartílago y tejido adiposo. Las investigaciones han demostrado que las células madre mesenquimales se producen en baja cantidad en el aspirado de médula ósea. A pesar de su número limitado, estas células son fácilmente ampliables a través de técnicas de cultivo estándar.

En este vídeo te explicamos el tratamiento de regeneración del cartílago articular

Regeneración del cartílago de la rodilla

La artrosis afecta al 50 por ciento de la población mayor de 65 años. La mitad lo hacen debido a sus dolores de rodilla y buscan recuperar el cartílago desgastado, denominado cartílago articular o rotuliano. En total se estima que el 6 por ciento de las personas adultas padecen una afección degenerativa de rodilla.

El cartílago articular es un tejido elástico, como una esponja que no tiene vasos sanguíneos o linfáticos. Está compuesto por la matriz extracelular y por los condrocitos, que a su vez tienen su origen en los condroblastos. Los condrocitos están incrustados en la matriz, rica en colágeno II, IX, XI y proteoglicanos. Los condrocitos son las células responsables de mantener la integridad del cartílago articular. A una lesión o degeneración del cartílago le siguen enfermedades como la artrosis u osteoartritis.

El tratamiento de regeneración del cartílago de la rodilla comprende dificultades por su propia fisiología; el cartílago tiene una baja densidad celular, ya que su volumen está ocupado por un porcentaje mínimo de condrocitos. Además los condrocitos no tienen capacidad para migrar, lo que hace que la capacidad del cartílago para autorepararse sea baja. El cartílago necesita movimiento, la inmovilización no ayuda a la regeneración del cartílago ya que la lubricación de la articulación se favorece con el ejercicio.

De manera tradicional los problemas de cartílago se trataban con analgésicos o con cirugía para sustituir la articulación dañada. No existía una terapia hasta que la medicina regenerativa empezó a ofrecer alternativas. En concreto, la terapia de regeneración con plasma rico en plaquetas que se realiza con las células del propio paciente para prevenir el riesgo de rechazo.

Extracción de células del propio paciente

Existen diferentes técnicas de regeneración, en función del material biológico que utilicemos. Una de ellas, es el  plasma rico en plaquetas (PRP) en problemas del aparato locomotor.

El plasma rico en plaquetas contiene factores de crecimiento tales como VEGF y TGF-beta que proporcionan señales celulares y nutrición para ayudar a las células madre a desarrollarse y a la regeneración del cartílago dañado.

El plasma rico en plaquetas, también llamado por sus siglas PRP es una técnica innovadora de regeneración celular que se emplea para ayudar en el proceso de curación de lesiones musculares, ligamentosas y articulares.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se obtiene a través de una sencilla extracción de sangre  del paciente, que será tratada para lograr el superconcentrado de plaquetas.

En la mayoría de los casos,  los tratamientos de PRP son exitosos, y evitan el dolor, el tiempo de inactividad, y el riesgo asociados a una cirugía mayor. No ha habido informes de efectos adversos graves en la literatura científica.

Con posterioridad al tratamiento, se anima al paciente a usar la articulación normalmente, y el seguimiento de los tratamientos de PRP se da en intervalos mensuales.

Casos prácticos de intervenciones en lesiones de cartílago de rodilla

Se ha demostrado en ensayos clínicos que el uso del plasma rico en plaquetas para lesiones de rodilla es eficaz para mejorar la funcionalidad y la calidad de vida del paciente a corto plazo.

A nivel práctico, el Hospital General de Alicante lleva desde el año 2011 aplicando el plasma rico en plaquetas a personas con lesiones deportivas con alteraciones en el cartílago y a personas con artrosis para evitar la colocación de prótesis. Todos los años son operadas unas 200 personas de lesiones de cartílago en la rodilla y a unas 400 se les coloca una prótesis en quirófano.

El Doctor Simón Campos, traumatólogo y responsable de la Unidad de Rodilla del Hospital General de Alicante afirma que «el cartílago es uno de los tejidos del cuerpo humano más complejos de regenerar porque no está irrigado por la sangre». Por otro lado, «tiene una capacidad limitada de auto reparación cuando se daña por causas traumáticas o degenerativas”.

El tratamiento que se aplica en este Hospital consiste en extraer del fémur del paciente células mediante la técnica de la artroscopia. Se tratan para obtener más cantidad y finalmente se implantan en la zona dañada del cartílago de la rodilla. El cartílago no sólo se regenera sino que se regenera en su forma hialina, la ideal para prolongar la vida de la rodilla.

Además, es un proceso sencillo ya que dura una media hora, sin tener que salir del quirófano y administrando una anestesia local o como máximo una sedación.

La medicina de regeneración articular en Biosalud

En Biosalud hemos creado un departamento específico de medicina regenerativa donde aplicamos plasma rico en plaquetas (PRP)

Tipos de tratamiento de regeneración articular

Los deportistas de élite son uno de nuestros principales clientes, ya que recurren a nosotros para acelerar el proceso de recuperación de lesiones musculares. En este sentido, hay que mencionar el artículo que el Periódico deportivo Marca dedicó a Biosalud. 

Como podéis ver en el video siguiente, Biosalud emplea la medicina regenerativa en la regeneración del cartílago

El tratamiento de regeneración del cartílago no tiene ninguna contraindicación, excepto en los cuidados especiales, si se están tomando anticoagulantes. Habitualmente es suficiente con una sesión, aunque depende de la complejidad del caso.

Nuevos avances en la regeneración del cartílago de la rodilla

En la medicina actual, los avances en medicina regenerativa se producen a una gran velocidad. Recientemente se ha descubierto que el cartílago nasal es un buen sustituto para el tejido amortiguador natural de la rodilla.

Investigadores del Hospital Universitario de Basilea en Suiza, tomaron células del tabique nasal de unas cabras con daño en el cartílago de las articulaciones de las patas (los animales tienen una anatomía conjunta similar a los humanos). El equipo añadió factores de crecimiento para aumentar el número de células y luego injertaron este tejido en las articulaciones de las cabras. El cartílago fue restaurado y comenzó a parecerse genéticamente a los tejidos originales.

Esto demuestra que las células de la nariz tienen la plasticidad para transformarse y ser totalmente compatibles con su nuevo entorno, según comenta el ingeniero de tejidos Ivan Martin (Science Translational Medicine, doi.org/vf8).

La medicina regenerativa también pueden ayudar a curar la artrosis. Las inyecciones de factores de crecimiento son hoy en día posibles y han mostrado resultados prometedores en el tratamiento de algunas formas de reparación del cartílago y de la artritis.

Por lo tanto, y después de todo lo expuesto, se puede apreciar que estamos en un momento en el que la medicina regenerativa se utiliza ya con éxito y en el futuro va a ser una técnica fundamental, que nos asegurará una salud y un bienestar del más alto nivel.

Medicina Biológica para regenerar el cartílago

La medicina regenerativa del futuro es un hecho que con el paso del tiempo la regeneración celular es cada vez menor en el organismo. La Medicina Biológica ofrece alternativas a esta reducción en la capacidad de nuestro sistema para regenerarse a sí mismo a través de modernas terapias.

La ozonoterapia posibilita esta regeneración celular

Dentro de la medicina biológica encontramos la medicina regenerativa y dentro de la medicina regenerativa, al ozono como terapia indispensable para esta regeneración de nuestras células.

Sus efectos positivos pueden observarse en una de las áreas de mayor solicitud como son las patologías oseas y las enfermedades articulares, si bien es útil para el mantenimiento de la salud en otras áreas igualmente importantes.

El empleo del ozono como medicina ha demostrado clínicamente su valor terapéutico, el ozono aporta una ayuda indispensable para el mejoramiento de la capacidad de regeneración celular del organismo.

En los casos relacionados con las enfermedades del aparato locomotor ha demostrado una gran efectividad en la recuperación de cartílago deteriorado por una artrosis. Biosalud Instituto Europeo de Biomedicina